Artículos

¿Cuáles son las herramientas indicadas para apoyar y/o automatizar (aunque no parcialmente) el uso del FPA?

 

 

El pri­mer punto des­ta­carse en esa cues­tión es que no exis­ten her­ra­mi­en­tas capa­ces de pro­du­cir de manera auto­má­tica un cál­culo de pun­tos de fun­ción de forma con­fi­a­ble. Sin embargo, exis­ten her­ra­mi­en­tas dis­po­ni­bles capa­ces de apoyar y auto­ma­ti­zar par­ci­al­mente el pro­ceso de cál­culo de pun­tos de fun­ción y tam­bién de alma­ce­nar y ges­ti­o­nar los resul­ta­dos de los cálculo.

 

La her­ra­mi­enta de uso más sim­ple para regis­trar un cál­culo de pun­tos de fun­ción es una pla­nilla. En la sec­ción Recur­sos de nues­tro sitio hay dis­po­ni­ble gra­tui­ta­mente una pla­nilla pronta para el cál­culo de pun­tos de fun­ción.

 

Ade­más de ser la her­ra­mi­enta más sim­ple y la pri­mera a ser usada por muchos, su uso empi­eza a ser poco prác­tico a la medida que se inten­si­fica el numero de cál­culo. El con­trol del repo­si­to­rio de los cál­cu­los en gene­ral es manual, y con la can­ti­dad cre­ci­ente de datos, la tarea pasa a ser costosa.

 

Cuando la orga­ni­za­ción empi­eza a per­ci­bir que la pla­nilla ya no ati­ende sus nece­si­da­des actu­a­les, una evo­lu­ción natu­ral es bus­car en el mer­cado her­ra­mi­en­tas con más recur­sos. El IFPUG tiene un pro­ceso de cer­ti­fi­ca­ción para las her­ra­mi­en­tas de apoyo para el cál­culo de pun­tos de fun­ción. La lista de her­ra­mi­en­tas actu­al­mente cer­ti­fi­ca­das puede ser visu­a­li­zada aquí. Segundo ese pro­ceso, las her­ra­mi­en­tas puede ser cla­si­fi­ca­das en tres tipos:

 

Tipo 1: el usu­a­rio hace el cál­culo de pun­tos de fun­ción manu­al­mente y soft­ware ofrece las fun­ci­o­na­li­da­des de colec­tas de datos y cálculos.

 

Tipo 2: el soft­ware ofrece las fun­ci­o­na­li­da­des de colec­tas de datos y cál­cu­los y el usu­a­rio y el sis­tema hacen el cál­culo de pun­tos de fun­ción inte­rac­ti­va­mente, a tra­vés de pre­gun­tas pre­sen­ta­das por el sis­tema y acci­o­nes siendo toma­das auto­má­ti­ca­mente en fun­ción de las res­pu­es­tas ofrecidas.

 

Tipo3: el soft­ware pro­duce auto­má­ti­ca­mente un cál­culo de pun­tos de fun­ción usando diver­sas fuen­tes de infor­ma­ción, como la base de datos de la apli­ca­ción, la pro­pia apli­ca­ción y arte­fac­tos de las her­ra­mi­en­tas de desar­rollo. El usu­a­rio puede entrar con datos inte­rac­ti­va­mente, pero su envol­vi­mi­ento durante el cál­culo es mínimo. Impor­tante des­ta­car que no exis­ten her­ra­mi­en­tas cer­ti­fi­ca­das de este tipo.

 

Sin embargo exis­tan diver­sas opci­o­nes de her­ra­mi­en­tas en el mer­cado para apoyar el uso de pun­tos de fun­ción; muchas orga­ni­za­ci­o­nes optan por desar­rol­lar una her­ra­mi­enta pro­pia inte­grada a sus sis­te­mas de con­tro­les inter­nos. Algu­nas razo­nes para esto pue­den ser:

  • El costo para desar­rol­lar una solu­ción interna es menor que el costo de adqui­si­ción y man­te­ni­mi­ento de los paque­tes dis­po­ni­bles en el mercado;

     

  • A la falta de soporte local para el solu­ción, una vez que la mayo­ría de las her­ra­mi­en­tas dis­po­ni­bles en el mer­cado son extranjeras;

     

  • Nece­si­da­des de inte­gra­ción con sis­te­mas internos;

.

 

.